¿Qué hacen los líderes exitosos antes del desayuno?
Por José Luis Zunni y Eduardo Rebollada Casado.
Blog de EEN.edu.

En la Universidad alemana de Heidelberg se realizó una investigación acerca de los beneficios de realizar actividades desde temprano por la mañana. Y las conclusiones de Christoph Randler, profesor de biología, son que las personas que realizan sus actividades temprano por las mañanas, son más exitosas que las nocturnas.

Dice el refranero popular que “al que madruga Dios le ayuda”. Pero lo que forma parte de nuestra cultura, como el refranero, con la evolución de la sociedad en los últimos años, especialmente en lo referido a los beneficios clínicos de una vida sana, levantarse temprano, practicar deporte, etc., han ido soportándose en una serie de investigaciones y estudios en diferentes ámbitos.

Hoy puede decirse con precisión concluyente que no solamente “al que madruga Dios lo ayuda”, sino que le dará resultados más beneficiosos y estará transitando el camino del éxito.

En la Universidad alemana de Heidelberg se realizó una investigación acerca de los beneficios de realizar actividades desde temprano por la mañana. Y las conclusiones de Christoph Randler, profesor de biología, son que las personas que realizan sus actividades temprano por las mañanas, son más exitosas que las nocturnas. Las consecuencias en el cuerpo por levantarse temprano son tan benéficas que afecta en la vida cotidiana mejorando el rendimiento en cada aspecto de la misma.

En nuestra constante búsqueda y descubrimiento de nuevos valores en el amplio espacio del Management y el liderazgo, damos hoy réplica a Jenna Goudreau, editora de estrategias y desarrollo personal de “Business Insider”, Nueva York. Se hace eco de las investigaciones que Laura Vanderkam, experta en gestión del tiempo, le llevaron a escribir “What the Most Successful People Do Before Breakfast” (Qué es lo que hace la gente más exitosa antes del desayuno).

Jenna Goudreau afirma que aquellos que han conseguido encontrar el éxito profesional y ganarse la vida, han adoptado muy activamente esta filosofía de aprovechar bien el tiempo, por lo que han encontrado de suma utilidad dejar para su uso exclusivo las primeras horas del día, para invertir en el desarrollo de sus actividades de primera prioridad antes de que las prioridades de otras personas empiecen a precipitarse a medida que avance el día.

Jenna Goudreau afirma que la ciencia da soporte para que se elija esta estrategia, como bien explica Vanderkam en su libro, citando al profesor de psicología de la Universidad de Florida Roy Baumeister, famoso por sus estudios en los que concluye que la fuerza de voluntad es como un músculo que se fatiga por el uso excesivo. Afirma este profesor, y con razón, que el rigor de las dietas decae por la noche, de la misma forma que el auto-control. Asimismo, cuanto más avanzado está el día, son también considerables los lapsus en el proceso de toma de decisiones debido al cansancio.

Son 12 las recomendaciones que da Vanderkam, aunque nos hemos detenido hoy en las que entendemos serán de mayor utilidad para nuestros lectores. No cabe duda que como bien señala Jenna Goudreau, levantarse temprano por la mañana nos proporciona una fresca oferta de fuerza de voluntad y la gente tiende a ser más optimista y estar mejor preparada para afrontar los desafíos.

La lista Vanderkam

1. Son personas que les gusta madrugar.
2. La actividad de primeras horas de los líderes parece ser el ejercicio.
3. Siempre están trabajando en proyectos de negocios de alta prioridad.
4. Trabajan en un proyecto que forma parte de su pasión personal.
5. Dejan un tiempo libre que dedican a su familia.
6. Tienen una buena relación con sus mujeres.
7. Les gusta relacionarse durante el “break” del café en la oficina.
8. Les gusta la meditación para mantener ágil su mente.
9. Escriben las cosas de las que están agradecidos.
10. Planifican y eligen sus estrategias mientras están descansados.
11. Controlan sus correos.
12. Leen las noticias.

Reflexiones sobre la lista Vanderkam

1. Son personas que les gusta madrugar.

Lo que mueve a madrugar a los líderes es evitar la sensación de ser devorados por sus llamadas a sus móviles y empezar una sucesión de reuniones desde el mismo momento en que lleguen a sus despachos. Porque las horas tempranas de las mañanas están bajo su control. Son dueños absolutos de ese tiempo y saben aprovecharlo. En un estudio de 20 ejecutivos que cita Vanderkam, el 90% dijo que se levantaba antes de las 6 de la mañana en días laborables.

2. La actividad de primeras horas de los líderes parece ser el ejercicio.

Vanderkam dice que es gente tremendamente ocupada, así que si dedican tiempo al ejercicio bien temprano, es porque lo consideran muy importante. Toda actividad física antes del desayuno ayuda a reducir el estrés, disminuye sustancialmente los efectos de las malas dietas, especialmente comidas rápidas o con demasiadas calorías, además de facilitar el buen dormir.

3. Siempre están trabajando en un proyecto de negocios de alta prioridad.

Las horas calmas de la mañana son ideales para abordar con tranquilidad y concentración todo tipo de proyectos que consideran prioritarios en su actividad. Pero lo que es más importante es que dedicarle tiempo temprano les asegura que toda la atención está volcada en ello y no en empleados, reuniones, directores, etc.

4. Trabajan en un proyecto que forma parte de su pasión personal.

De todas las actividades y responsabilidades que un líder tiene a diario, es lógico que quiera dedicarle un tiempo privado y en exclusiva a aquellas por las cuales siente una pasión personal. Por ejemplo, el presidente Obama, prácticamente no dejaba de aprovechar un minuto de su tiempo con sus consejeros más personales, en estudiar la reforma del sistema sanitario de Estados Unidos.

Vanderkam pone de ejemplo a jóvenes profesores universitarios que durante las mañanas tienen que aprovechar a estudiar y escribir por las exigencias de su cargo. Y que haciéndolo sistemáticamente en horas tempranas les facilita cumplir sus metas y elevar su rendimiento.

5. Dejan un tiempo libre que dedican a su familia.

Respecto a las recomendaciones sobre dejar tiempo libre para dedicar a su familia y de que tienen una buena relación con sus mujeres, le damos el mismo valor que ellos le dan, estamos seguros, tanto los líderes de los que hablamos, como nuestros lectores.

7. Les gusta relacionarse durante el “break” del café en la oficina.

Vanderkam señala, y coincidimos al 150%, que es mejor reuniones informales durante el descanso del café, en los cuales jefes y empleados comentan cosas del trabajo (cuando el tiempo apremia) o mantienen una conversación distendida, pero que siempre es más productiva que las largas reuniones de mediodía con comida de por medio.

Es más, puede perfectamente programarse, como de hecho lo hacen muchos líderes, que por ejemplo sean los martes el punto de encuentro para un desayuno de trabajo en el cual se reúne con otros directivos de la organización o corresponde a un encuentro con colegas del sector en el que se comentan novedades y se fomenta la buena relación. Incluso a veces, y no menos importante, se toman relevantes decisiones de negocios.

8. Les gusta la meditación para mantener ágil su mente.

Este factor que señala Vanderkam, lo hemos tratado reiteradamente desde la óptica de la inteligencia emocional, además de manera profunda, cada vez que hicimos referencia en artículos anteriores a cuestiones tales como “La importancia del arrepentimiento” o “Cómo influyen en nuestras acciones presentes los mecanismos mentales y acciones de nuestro pasado”.

En todo caso, Vanderkam señala que todos los líderes tienen sus debilidades, sea en cuanto a un culto religioso o la simple meditación, porque es como un mecanismo natural y necesario para que puedan desconectar de sus rutinas diarias cargadas de responsabilidad y tensión.

Vanderkam cita a Manisha Thakor, una directiva corporativa y que en la actualidad es la CEO de MoneyZen Wealth Management, que practica la meditación trascendental para “limpiar su mente” obligándose a practicarla durante 20 minutos antes del desayuno y otros 20 minutos por la tarde, focalizando y respirando profundamente, repitiendo su mantra en su cabeza. Manisha Thakor considera a estos ejercicios, una de las prácticas más enriquecedoras de su vida.

9. Escriben las cosas de las que están agradecidos

Sobre escribir las cosas de las que están agradecidos, tiene que ver con que expresar gratitud es la forma de centrar también las ideas y buscar otra perspectiva. No hay que olvidarse que somos personas y todo nuestro día es un intenso trajín de relaciones interpersonales, por lo que si bien hay que tomar decisiones, pensar fríamente en objetivos y metas, lo que prevalece, es el clima laboral y la confianza y seguridad que se palpe en el ambiente de los líderes.

Tener responsabilidades de líder requiere estar muy pendiente de los demás, de ahí que agradecimientos a determinadas personas que forman parte del equipo, o que representan una institución con la que colaboramos, etc., todo ello forme parte de ese descanso mental que tanto necesitan personas con exceso de tareas y responsabilidades.

10. Planifican y eligen sus estrategias mientras están descansados

Sobre planificar y elegir sus estrategias mientras están descansando, tiene que ver con el mecanismo mental automático, que sin darnos cuenta, cuando estamos disponiendo de ese tiempo libre por las mañanas temprano, aflora de manera espontánea, facilitando la planificación y ejecución de tareas para el resto del día. Sabemos que la gran mayoría de los líderes, en pocos minutos por la mañana temprano, ordenan en sus cabezas agendas, reuniones y decisiones.

11. Controlan sus correos

En cuanto a controlar sus correos y la lectura de las noticias, es evidente que a los líderes efectivos les gusta saber lo que ocurre desde primera hora. Pero en esos momentos exclusivos, en los que pueden leer un mail o una noticia que les interesa, sacan provecho (como cargar baterías) para el resto del día. Podrán en una reunión hacer uso de la información que ya analizaron con antelación, no dándose por enterados solamente cuando su equipo le informa.

Wayne W. Dryer, experto en el desarrollo personal “más allá de lo normal”, señalaba en una ocasión que había que abrazar el silencio.

En las actitudes que anteriormente hemos mencionado acerca de los líderes exitosos, que no debemos confundir con banales rutinas, al menos las desarrolladas antes del desayuno, el punto clave de ellas es el silencio, que permite conectar con uno mismo, muchas veces a través de la meditación, como hace Manisha Thakor. Decía que es más fácil quedarse con lo conocido, huyendo del cambio y, por tanto, volviéndose rígido. El éxito de los líderes está no en ser un animal siempre flexible, sino mantener niveles de rigidez.

El riesgo estriba en que ello puede llevarle a cruzar esa línea roja que separa ambos conceptos. Se demuestra que las actividades matutinas de los líderes exitosos resultan imprescindibles para, a solas, reflexionar sobre los puntos clave de sus responsabilidades y ello es tan importante en los negocios como en la vida, para recorrer como funambulistas esa frontera en la que sólo los grandes están a sus anchas.

Autores:

José Luis Zunni es Director Edición Online ECOFIN. Miembro de la Junta Directiva de Governance2014. Coordinador académico de la Red e Latam. Conferenciante. Ponente de Seminarios de Liderazgo y Management de la EEN y coordinador del FORO DE MANAGEMENT Y NUEVA ECONOMÍA DE LA EEN. Analista de la realidad actual y especialmente en los aspectos económicos, políticos y sociales, Experto en Management y formador de directivos y profesionales en las técnicas de liderazgo.

Eduardo Rebollada Casado es miembro de la Junta Directiva de Governance2014. Autor y conferenciante. Consultor y analista de la realidad social, política y económica. Co-autor con José Luis Zunni de más de 100 artículos de Management y liderazgo.