No se trata de trabajar menos, ni de ir más lento (‘slow life’). Se trata de hacer las cosas de una manera diferente. Montse Ventosa, presidenta de Truthmark, sugiere algunos consejos:

* Dedícate tiempo y préstate atención. Reflexiona sobre la dedicación a las principales esferas de tu vida y cuánto querrías invertir en ellas. A partir de ahora, intenta ser consciente de qué estás haciendo en cada momento y para qué lo estás haciendo. Para ganar tiempo necesitas estar presente en el aquí y ahora. Además, descubrirás las múltiples oportunidades disponibles en cada momento. Si no estás atento pueden pasar desapercibidas.

* Controla y planifica. Comprométete a recoger durante una semana normal el tiempo que dedicas a cada actividad, de verdad y con sinceridad (solo para ti). Muchas personas por ejemplo dicen que duermen menos de lo que de verdad duermen, trabajan más horas de las que hacen… Es el fenómeno de deseabilidad social. Es sólo para ti, así que sé sincero contigo mismo.
Haz un plan y delega lo importante que no te guste o no sepas hacer bien y te robe mucho tiempo: piensa a qué quieres dedicar más o menos tiempo.

* Cambia tu hábito. La forma de hacer las cosas determina nuestras decisiones y acciones. Lo conocido nos da seguridad y el hábito es como una inercia para seguir haciendo las cosas como siempre. El hábito es como un ‘Golum’ que te atrae a lo conocido.