Los fundadores de startups pierden el tiempo en lo que yo llamo los 10 euros por hora de trabajo, como por ejemplo, correr a la hora de comprar material de oficina.

Mientras tanto, renuncian a actividades que les podrían hacer ganar 1.000 euros la hora, como es el envío del correo electrónico correcto a la persona correcta, o la negociación de un contrato lucrativo o convencer a un cliente que haga más negocios contigo.

Los emprendedores no se dan cuenta que el mismo principio 80/20: “el 20 por ciento de los clientes es igual a al 80 por ciento de las ventas”, se puede aplicar a todas las áreas del negocio. Y en eso incluyo la gestión del tiempo.

Nosotros, los emprendedores, somos muy propensos a pensar, “Puedo hacerlo yo mismo.” Como por ejemplo, seis horas tratando de extraer un virus en nuestro ordenador o arreglar un grifo que gotea.

Claro, que podemos realizar este pequeño trabajo. Y, por supuesto, muchas veces hay que hacer todo cuando se empieza. Pero ahora, si estás haciendo trabajos de 10 o 20 euros por hora, no estás haciendo tu trabajo “Número 1”, que es adquirir y mantener a los clientes. Este trabajo se paga de 100 a 1000 dólares la hora.

Muchos negocios prometedores han sido liquidados por estos pequeños trabajos. Cuando alguien dice “gestión del tiempo”, probablemente piensas en registros de tiempo y listas de tareas. Pero conseguir estar ocupado no es lo que te hace rico.

Estamos tentados a contratar los trabajos más duros, como las ventas, el marketing y las relaciones públicas. Estas son tareas de cualificación extremadamente alta. Es casi imposible delegar estas tareas a otra persona. ¿Qué tal si contratas a alguien para hacer la colada y te dedicas a tus emails?

Cinco cosas que debes hacer inmediatamente para poner fin a la pérdida de tiempo y comenzar a ganar dinero:

Contrata a un sirviente o sirvienta.

Si tienes una pareja, él o ella te lo agradecerán. Es más fácil encontrar a alguien que sabe cómo cocinar. Es más fácil encontrar personas que saben cómo limpiar. A ellos le encantará que les pagues de 10 a 13 euros la hora para hacer estos trabajos. Alguien está orando para que le des el trabajo.

Como un buscavidas, tus habilidades como emprendedor te pueden hacer ganar cientos de miles de dólares al año. Así que no hay razón por la cual debas estar fregando. De hecho, sostengo que tu obligación moral es contratar a alguien para hacer eso.

Deshazte de tus horas de 10 euros.

Vamos a suponer que ya no estás perdiendo el tiempo aspirando tus propias alfombras o escuchando tus propios mensajes de voz. Todavía te estás haciendo daño a ti mismo si estás obsesionado con ser “eficiente”. Esto no es un enfoque del 80/20 enfocado al tiempo.

En su lugar, pregúntate: “¿Qué más hago yo que podría ser subcontratado de forma barata? ¿Qué más estoy haciendo que debería de dejar de hacerlo completamente?”
Contrata a un asistente personal.

Con un poco de esfuerzo, puedes contratar a una persona perfectamente entre 8 y 15 por euros la hora. No me importa dónde se encuentre. En mi caso, yo contraté a una amiga de un amigo, Lorena, que oí que estaba buscando trabajo. Yo empecé a cambiar los filtros del horno y a llevar a mi coche al mecánico. A los seis meses, ella estaba manejando mi correo electrónico, haciendo selección para garantizar que sólo leyera lo que realmente importa. El tiempo que me ahorra vale su peso en oro.

No te sientas culpable por relajarte.

Las personas más productivas son un poco perezosas. Si en realidad hay sólo unas pocas horas al día en el que usted hace el trabajo 1.000 euros la hora, ¿realmente importa si te equivocas durante el resto del día? El tiempo de inactividad te da el espacio mental para pensar. No se puede ser un gran estratega cuando estás presionado desde la mañana a la noche. Alimenta tu cerebro, que estés fuerte cuando estés negociando el próximo contrato de venta.

Concéntrate en tu espacio de tiempo más productivo.

Todo el mundo tiene un intervalo de tiempo en su día el que hace su mejor trabajo. Ernest Hemingway escribía a primera hora de la mañana. Barack Obama es un ave nocturna.

Según ha comentado, incluso subcontrata para decidir sobre qué comer y vestir.) Yo hago mi mejor trabajo de 07 a.m. a 10 a.m. No envío ningún correo electrónico antes de las 10 o las 11. Mantengo ese espacio abierto. Está reservado para escribir o hacer trabajos realmente estratégicos. Esa es la parte de mi día en el que me siento más productivo.

Haz estos cambios y tendrás estas horas de “1.000 euros” muchos días de la semana. Entonces y sólo entonces, obtendrás las recompensas de ser un emprendedor.