Cada vez se hace más difícil conseguir un trabajo a la altura de nuestras expectativas, pues la competencia se hace más agresiva cada año.

Por eso es necesario poner en práctica todos los recursos que tengamos a nuestro alcance, y aquí te presentamos un estudio que aumentará tus probabilidades de obtener ese empleo que tanto quieres.

Según varios especialistas en neurociencias a nivel internacional, ciertas palabras activan al sistema de recompensa del cerebro (el área tegmental ventral y el núcleo acumbens) cuando son leídas por los empleadores en tu resumen curricular o escuchadas durante la entrevista de trabajo.

Este fenómeno es producto de un condicionamiento progresivo por parte de los empleadores, relacionando intuitivamente a quienes se relacionan a sí mismos con estos vocablos, aumentando la probabilidad de ser empleados en un 14% más que quienes no las usaron.

Éstas son las palabras, en orden de importancia, que debes incluir en tu resumen curricular para crear el mayor impacto posible:

#7. “Aprendí”

Evita decir la palabra “Estudié” (pues todos los demás aplicantes también estudiaron). Cuando hables de tu formación, haz énfasis en lo que aprendiste, y cómo puedes aportarlo a la organización en la que quieres ser aceptado.

Para un empleador, un título universitario sólo tiene valor si quien lo ostenta puede aplicarlo en la vida real; y para Bruce Hurtwiz, coach profesional, la palabra que converge ese significado es aprendizaje.

Para un empleador, un título universitario sólo tiene valor si puedes aplicarlo en la vida real.

¡TWITÉALO!

#6. “Competencias”

“Competencia” es una palabra clave muy poco utilizada por la mayoría de los candidatos, afirma Alan Guinn, especialista en selección de personal. Es el paso siguiente al aprendizaje; las competencias son la inserción natural de tus estudios en la “vida real“.

Recuerda mencionar tus “competencias profesionales“, justo antes de decir…

#5. “Resultados”

Todo empleador quiere resultados; no es suficiente trabajar por trabajar, sino que la inversión de horas hombre sea provechosa. Ése es el significado de la palabra “resultados”, que para Ronald Kaufman, coach profesional, es tan importante no sólo en tu resumen curricular sino en la entrevista de trabajo.

#4. “Impacto”

Para Jen Strobel, gerente de recursos humanos de Flagger Force, debes hacer énfasis en el impacto que han tenido tus decisiones y actividades en tu anterior trabajo, así como los aportes tangibles que estás seguro de que impactarán positivamente a la organización.

#3. “Soluciones”

Delmar Johnson, especialista en selección de personal, explica que en toda empresa, se espera que cada uno de sus integrantes no sólo “cumpla con su trabajo“ sino que aporte soluciones. No basta con decir “Siempre he sido responsable“; di “Mi prioridad es aportar soluciones a los problemas de mi organización“.

En vez de decir “Soy responsable”, di “Aporto soluciones”, es más impactante.

Incluye el “Mi organización“ para reforzar el sentido de pertenencia y entrega.

#2. “Persistencia”

A nadie le gustaría contratar a un prospecto con cualidades excepcionales pero que se rinda fácilmente. Timothy Wiedman, decano de Recursos Humanos en Doane College, descubrió que un empleado que se califique como persistente dará todo lo mejor de sí en cada cosa que hace.

Cuidado con confundir Persistencia con Terquedad. La segunda es una cualidad negativa nada deseable.

#1. “Compromiso”

Más allá de las soluciones y la persistencia (que son dos palabras muy poderosas), el compromiso se relaciona con estabilidad laboral para la empresa, según la terapista Nancy Irwin.

Recuerda destacar que te sientes “comprometido con los valores y metas de la organización“, para reforzar la sensación de que no te marcharás a la primera oferta laboral que recibas de la competencia.